ARCHIVO DE ARTÍCULOS

Idioma: ESPAÑOL

Plant-Art, artistas y honrados

En Croacia, dos empresarios plantan cara a la crisis con honradez y profesionalidad.

por Sara Fornaro

Publicado en Città Nuova n.17/2012 - 10/09/2012

Plant-art_01_rid¿Qué haríais vosotros si, después de poner en marcha una actividad comercial, vuestro socio huyera con el dinero dejándoos llenos de deudas? Dijana y Peter Fabjan, empresarios de Croacia, decidieron seguir adelante, trabajando mucho, confiando en la Providencia y compartiendo alegrías y dificultades con otras empresas que, al igual que ellos, pertenecen a la Economía de Comunión del Movimiento de los Focolares.

Ella tiene 28 años y él 34. Llevan seis años casados. Tras trabajar en un bar, Dijana e Peter decidieron dedicarse a la venta mayorista de flores, siguiendo los consejos de un cliente, que después se convirtió en socio, que puso de relieve los aspectos positivos del nuevo trabajo: relación con la gente, días festivos libres, contactos en todo el mundo...

Así nació Plant-Art. «Sabíamos  – cuentan ambos empresarios – que estábamos en desventaja, ya que había mucha competencia desleal, mientras que nosotros queríamos trabajar honradamente», pero la fuga de su socio con casi 70.000 euros les dejó de piedra: «Nos quedamos sin dinero y sin competencias específicas – recuerdan Dijana y Peter –, y sin embargo no estábamos solos. Los responsables de la EdC en Croacia nos dieron una gran apoyo moral y un sobre con 500 euros: no llegaban para cubrir nuestro déficit pero ese gesto nos dio la motivación para seguir adelante».

Dijana e Peter decidieron comprometerse por una economía diferente, que tiene en el centro a la persona y sus valores. «Todo hombre – afirmcerca il senso più Fiori_ridprofondo della vita. Io l’ho trovato nell’Economia di Comunione. Prima non ero contenta, sentivo una spinta a cambiare, ma non sapevo come. Poi ho ascoltato l’economista Luigino Bruni dire: “Non si cambia il mondo se non si cambia l’economia”, e in quelle parole mi sono ritrovata».

«La adhesíon a la EdC – añade Peternos ha dado seguridad. Juntos podemos encontrar nuevos caminos, y un problema compartido parece más pequeño. Estamos seguros de que este es el camino correcto y, aunque a veces resulta duro, así es como se cambia el mundo»: sin engañar a nadie, sin evadir impuestos, respetando a los compañeros.

Sin embargo, eso no evita el riesgo de no ser creídos. «Un día – cuenta Peteruna clienta nos acusó de que la habíamos engañado. No era cierto, pero ella – sin ninguna prueba – no nos creía. Su desconfianza nos decepcionó, pero confiamos a Dios esa incomprensión. Después de un frío periodo inicial, la clienta decidió seguir comprándonos sólo a nosotros».

Después de seis años, la empresa ha crecido: hay un nuevo empleado, otra furgoneta más, y las relaciones son siempre correctas: no venden flores viejas como nuevas, si un proveedor pide menos de lo que es justo se lo dicen… Incluso ha aparecido una nueva oportunidad: una cooperación con un empresario de EdC de Bélgica. «A pesar de la inestabilidad económica -  concluyen Dijana y Peter – la experiencia que hacemos aquí nos da fuerza, fe y motivación para seguir adelante y dar testimonio de que hay que apostar por la cultura de la comunión, ya que es la que produce verdadera satisfacción, en la vida y en los negocios».

 
Image

ARCHIVO DE ARTÍCULOS

Idioma: ESPAÑOL

Filtrar por Categorías

© 2008 - 2022 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - edc@marcoriccardi.it