ARCHIVO DE ARTÍCULOS

Idioma: ESPAÑOL

José Celso Becca: sembrar en abundancia

El sábado 25 de febrero de 2012, los habitantes de la Mariápolis Ginetta, además de muchas personas de Vargem Grande Paulista-SP y de Salto, dieron su último adiós a José Celso Becca, "Becca"

por Adriana Mendes


Jose_C__Becca_rid¿Quién era José Celso Becca, la persona, el empresario, el padre de familia, el esposo, el hijo, el hermano y el amigo a quien hoy sentimos el deber de recordar?

"Este es un loco como yo. Si se pone a vender con su sonrisa… estamos salvados. Es una buena persona, inteligente, honrado, valiente. Vive a 100 kms al norte del Polo (Spartaco). Tiene un trabajo, una esposa y cinco hijos; no sabe decir que no… cuando se trata de la Economía de Comunión”.

Es lo que escribió en su diario François Neveux, recordando su encuentro con Becca en 1994, cuando le invitó a sumarse a su audaz proyecto empresarial en el Polo Spartaco, que se concretaría después en la empresa “Rotogine”. Becca respondió a la invitación positivamente y con generosidad. Junto con François  y con muchos otros, Becca fue uno de los pioneros de la EdC.

Nació en Salto-SP el 1 de febrero de 1958. En 1981 conoció la espiritualidad del Movimiento de los Focolares y al año siguiente se casó con María Aparecida, con quien tuvo cinco hijos. Se jubiló como ingeniero mecánico pero siguió trabajando. Para Becca el trabajo no era sólo un medio para mantener a su familia, sino también una forma de contribuir al desarrollo de la sociedad en la que vivía y por eso lo desempeñaba con un enorme sentido de la profesionalidad, de la ética y de la eficiencia, dominando a la perfección los aspectos de su realización profesional. Los innumerables mensajes recibidos por su familia con ocasión de su muerte, dan cuenta de su “amor sencillo y generoso”, “concreto y atento”.  

Veamos algunos de ellos: “En él destacaba la fuerza para luchar por sus ideales, el compromiso con su familia y con el prójimo, la responsabilidad y la honestidad. foto_BecaNunca le oí una critica o un juicio sobre alguien o sobre alguna situación”.  Corrado Martino, entonces corresponsable de la Mariápolis junto a Ginetta Calliari, recuerda: “De él me queda el testimonio de una fe inquebrantable en el amor de Dios, en la certeza de su providencia, incluso cuando la razón humana debería rendirse ante la evidencia. Así fue cuando puso en marcha Rotogine [la empresa que fundó junto a François Neveux], que dio un nuevo impulso al parque empresarial Spartaco y a la concreción de esta gran inspiración de Chiara.” (Becca es el cuarto en la foto). En 1995 Becca escribió a Chiara: “Desde que lanzaste la EdC, he tratado de no perder ninguna oportunidad para conocer en profundidad tu proyecto. Quedé convencido de que nacería algo grande, capaz de transformar el mundo. (…) Vivo para la Economía de Comunión en Brasil y en el mundo entero. Hoy puedo decirte que mi nombre es ‘Economía de Comunión’”.

Becca no sólo dio vida a la Economía de Comunión, sino que también supo perderla, ofreciéndola como un don, de manera que fueran otros quienes siguieran adelante. Eso es lo que ocurrió cuando, ante la necesidad de realizar un cambio societario en Rotogine, tuvo que dejar la empresa. Lo hizo con humildad, sin mostrar el más mínimo gesto de contrariedad, según las palabras de Armando Tortelli, presidente de la Asociación Nacional por la Economía de Comunión. Becca estaba convencido de que esa era la voluntad de Dios y eso era lo importante para él.

En los años de su pleno compromiso con la EdC escribió a Chiara Lubich y le pidió una frase de la Escritura que le sirviera de guía para su vida. Ella le respondió eligiendo para él la siguiente frase de la segunda carta a los Corintios: “el que siembra en abundancia, cosechará también en abundancia” (2Cor 9,6).” A juzgar por los testimonios que están llegando estos días, todo confirma que Becca ha sido esta Palabra viva.

110525_Rotogine_01Eustáquio Rosa, que vivió algunos años con él en Brasil dice: “(...) Doy gracias a Dios por haber vivido con Becca: un hermano que siempre estaba atento a los pequeños y grandes actos de amor concreto. Pensando en todo lo que él ha hecho por las personas que han recibido la ayuda de la Economía de Comunión, creo que la Virgen le habrá acogido con gran amor y le habrá llevado al lado de Chiara y de cuantos, como Becca, han sabido iluminar su vida con el carisma de la unidad.”

La enfermedad de Becca, una leucemia aguda de rapidísima evolución, y su partida han sido una sorpresa para todos. En una semana pasó de un simple dolor de garganta con un nódulo linfático inflamado, al ingreso en un centro especializado y a la noticia de su desaparición. Con toda seguridad, seguiremos descubriendo más cosas acerca de esta maravillosa persona que fue Becca y no será nada fácil recoger todo el bien que sembró, vivió y construyó.

Image

ARCHIVO DE ARTÍCULOS

Idioma: ESPAÑOL

Filtrar por Categorías

© 2008 - 2022 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - edc@marcoriccardi.it